Browse Month

julio 2016

Desarrollo vial del Oriente

Desarrollo vial del Oriente
Desarrollo vial del Oriente

 

Después del Valle de Aburrá, el Oriente antioqueño es la región más importante en desarrollo económico y con más población del departamento. Su crecimiento desbordado de la última década, que no para, generó que sus principales corredores viales se queden pequeños para las diferentes dinámicas del territorio, debido a que —la mayoría— no se amplían desde hace 20 años o más.

Conscientes de la problemática, la actual Administración Departamental tiene planeada una intervención sin precedentes en las vías de la región, para que esta sea más competitiva y pueda dar la talla al crecimiento urbano.

Dobles calzadas

La Gobernación de Antioquia identificó el desarrollo de dobles calzadas, las cuales se harían en su mayoría a través de Alianzas Público-Privadas (APP), para los siguientes corredores: Belén-Rionegro-Llanogrande, Llanogrande-Aeropuerto (JMC)-Antiguo Hipódromo (autopista Medellín Bogotá), Llanogrande-Don Diego-Alto de Las Palmas, Don Diego-La Ceja y Llanogrande (por Cabeceras)-La Ceja, para un total de 62 kilómetros de dobles calzadas (ver gráfico).

“Con esto tendríamos un desarrollo muy importante en el valle de San Nicolás, ya que tiene una dinámica muy alta en urbanismo residencial, industrial y comercial. En la actualidad estamos estudiando con la firma Devimed —concesionario de la autopista Medellín Bogotá— debido a que todas las vías mencionadas pertenecen a esta concesión”, aseguró Luis Eduardo Tobón Cardona, director de Planeación de la secretaría de Infraestructura Física de Antioquia.

En este sentido, la Administración Departamental está concertando con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y Devimed para saber cómo se puede lograr intervenir estas carreteras. Dichos trabajos serían posibles a través de APP; ya hay empresas que están en el proceso de estructuración de sus propuestas.

“Todavía es muy difícil cuantificar el valor total de estos proyectos, debido a que primero debemos esperar a que la ANI y Devimed las liberen para poder intervenirlas para dobles calzadas. Una vez estemos sepamos esto, se podrá hacer un estudio geométrico para poder dar una cifra aproximada”, enfatizó Tobón Cardona.

Actualmente, la construcción de un kilómetro de doble calzada en Colombia cuesta, en promedio, entre 30.000 y 40.000 millones de pesos.

Por APP

El gobernador, Luis Pérez Gutiérrez, le ha dado gran prioridad a la implementación de las APP. Según el mandatario departamental, con la participación de los privados se crea una opción para generar progreso en las nueve regiones del departamento.

“El mejoramiento y la construcción de un carril adicional —con cliclorruta— de la vía Marinilla-El Peñol-Guatapé (ver gráfico), proyecto de 31 kilómetros, es una APP que se ha venido estudiando desde hace varios meses y que ya está en un cronograma que estableció el Departamento Nacional de Planeación (DNP) para los análisis de los estudios y las recomendaciones. Ya se han realizado varias reuniones con el proponente para mejorar las condiciones que presentaron y estamos pendientes del informe de varios especialistas para enviarlo al DNP para así determinar la viabilidad del proyecto”, dijo Gilberto Quintero Zapata, secretario de Infraestructura de Antioquia.

Mantenimiento de vías

En la actualidad, la secretaría de Infraestructura de la Gobernación de Antioquia, ejecuta un contrato de mantenimiento para las vías secundarias del Oriente por 3.500 millones de pesos. Margarita María Gil Quintero, profesional de este despacho, le explicó a EL COLOMBIANO cuáles son las vías que se han intervenido y cómo:

“Tenemos en ejecución un contrato para la atención y mantenimiento de cinco vías de la región: Barbosa-Concepción, Concepción-Alejandría, La Ceja-El Retiro, Montebello-La Granja-El Retiro y Sonsón-Puentes-San Rafael; cuatro de estos corredores son destapados y uno en pavimento (La Ceja-El Retiro). En este último, se realizaron actividades de parcheo, rocería, limpieza de cunetas y obras trasversales, demarcación horizontal y de zonas escolares, instalación de señalización vertical y remoción de algunos derrumbes menores; todo a lo largo de los 14 kilómetros que tiene esta vía.

Entre Montebello-La Granja-El Retiro, una vía de 26 kilómetros en afirmado, se recuperó la capa de rodadura, se aplicó afirmado en cinco kilómetros continuos y en los demás sitios que lo requerían. También se le hizo conformación de cunetas en toda su longitud, rocería, instalación de señalización vertical y defensas metálicas.

En la vía Sonsón-Puentes-San Rafael, de 19 kilómetros en afirmado, la recuperamos por completo debido a que estaba en un alto grado de deterioro; quedó tan bien que inclusive recibimos una carta de felicitación y agradecimiento por parte de la Alcaldía de Sonsón. Instalamos señalización vertical, se construyeron varios muros de contención y también se realizó rocería y limpieza.

Ya para los corredores Barbosa-Concepción y Concepción-Alejandría, una vía que es muy transitada en el Oriente, atendimos los 42 kilómetros, se aplicó afirmado, se le hizo conformación de cunetas en toda su longitud, rocería e intervenimos varios puntos críticos en los que se estaban presentado pérdida de banca: obras de contención apoyadas en pilas, muros en gaviones y filtros de hasta 600 metros de longitud”, le expuso a EL COLOMBIANO Gil Quintero.

Este contrato inició el 18 de enero de este año y debía terminar el pasado 18 de julio; sin embargo, se encuentra suspendido debido a que está esperando una adición de 257 millones de pesos para atender tres muros de contención en la vía Barbosa-Concepción-Alejandría. La incorporación de estos recursos, por ser de regalías, deben ser aprobados por el Ocad.

En cuanto a los próximos trabajos de mantenimiento para las vías secundarias del Oriente, hay unos convenios de rocería —cortar la vegetación paralela a las vías— con cuatro municipios de la región —El Peñol, San Carlos, Argelia y Nariño— que suman 115 millones de pesos.

“Además ya se tiene adjudicado el nuevo contrato de mantenimiento e interventoría para las vías del Oriente antioqueño, por un valor de 4.000 millones de pesos y un tiempo de ejecución de cinco meses. El objetivo es realizar un trabajo manual —rocería, limpieza de cunetas y obras transversales— en los principales corredores viales secundarios de la región y un mejoramiento de un (1) kilómetro en la vía Sonsón-La Quiebra-Nariño”informó Andrés Rodríguez, profesional de la secretaría de Infraestructura departamental, quien calcula que estas labores generarán unos 30 empleos directos y otros 40 indirectos.

Un contrato ideal para el mantenimiento de las vías secundarias de una región del tamaño del Oriente antioqueño, debería ser de aproximadamente 32.000 millones de pesos; sin embargo, para esta vigencia, la gobernación solo cuenta con los 4.000 millones de pesos mencionados anteriormente.

Túnel de Oriente

Los seis frentes de obra del proyecto túnel de Oriente o conexión vial Aburrá- Oriente Andrés Uriel Gallego avanzan según el cronograma y ya lograron 5,4 kilómetros de excavación total.

De acuerdo a las proyecciones, se tiene previsto que ambos frentes de obra del túnel Santa Elena 1 (túnel principal) se encuentren en el primer trimestre de 2018.

Para el túnel paralelo o Santa Elena 2, que se construye como galería de evacuación para el túnel principal y que se deja en obra gris, se estudia adaptarlo de inmediato para el tráfico vehicular o un sistema de transporte.

Transporte masivo

En el Oriente antioqueño no solo se está pensando en la construcción y ampliación de las vías, en la región también quieren implementar un sistema de transporte masivo sostenible y amigable con el medio ambiente, para conectar a los diferentes municipios entre sí, con la autopista Medellín-Bogotá y el aeropuerto internacional José María Córdova. Esto con el objetivo de tener una opción diferente al uso de los automóviles, motocicletas y el transporte público tradicional de buses y busetas.

En Antioquia se evalúa la propuesta de la compañía brasilera Aeromovel de construir trenes ligeros elevados y automatizados, ideales para transportar miles de personas.

“Una de las grandes ventajas que tiene este modo de transporte es que no requiere mucho espacio, su uso del suelo es mínimo. Para una línea solo se necesita un espacio es de 65 centímetros por 85 centímetros, esto lo vuelve un medio óptimo para ser instalado en los separadores de las vías convencionales. Otra ventaja es que podemos construir un trazado completo —entre 3 y 5 kilómetros— en 18 meses”, explicó José Andrés Pinzón Mejía, representante de Aeromovel en Colombia.

Y agregó: “hemos hablado con Airplan, el operador del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, para que contemplen construir un Aeromovel de un (1) kilómetro de longitud, con el propósito de trasladar a los usuarios desde y hacia los parqueaderos. También conversamos con la Alcaldía de Rionegro para que nos consideren como un opción”.

El exgerente del Metro de Medellín, Ramiro Márquez, reconoce que este modo de transporte es muy novedoso y que tiene elementos como los costos de operación y mantenimiento, la poca exigencia de suelo y su fácil construcción.

“Debería ser tenido en cuenta para regiones como el Valle de San Nicolás, para conectar a municipios como Rionegro, La Ceja, El Retiro y Marinilla entre sí, con el aeropuerto internacional, la autopista Medellín-Bogotá y el Valle de Aburrá, este último a través del túnel paralelo o Santa Elena 2 del túnel de Oriente”, propuso Márquez.

¿Y el Circuito de embalses?

El Circuito de los Embalses, que comprendería 172 kilómetros de intervención vial, sigue en veremos. El valor inicial se estima en 500.000 millones de pesos, de los cuales 255.000 millones como aportes de la Nación, 155.000 millones por valorización y 90.000 millones con aportes regionales. Según el escenario financiero, la idea es una concesión a ocho años, dos de construcción y seis de mantenimiento. Necesita recursos de la Nación, pero nunca se definieron. Estaba previsto el inicio de obras para el 2016.

Las obras viales beneficiarían a Marinilla, El Peñol, Guatapé, San Rafael, Alejandría, Concepción y San Vicente.

El Colombiano

 
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Casas Campestres

Casas Campestres
Casas Campestres

En el momento de construir una casa, el diseño y la distribución de los espacios según mis necesidades, aparecen como las prioridades más importantes a definir con claridad. Por experiencia personal y mi trayectoria en el sector inmobiliario, estos dos puntos son el determinante de que la casa de sus sueños, termine de manera exitosa o no.

 

A todos nos ha pasado que llegamos a casas desambientadas, que no nos generan calidez, ni buena energía y esto es algo que nadie quisiera para su hogar.  Consideró que lo primero que uno debe de hacer es sumergirse en el tema y para esto es necesario mirar revistas, páginas especializadas, conocer acabados de materiales, estilos arquitectónicos, tendencias en decoraciones, mirar con otros ojos casas y restaurantes que visitemos. Mientras más entres en el tema más fácil visualizaras tu hogar. El tamaño debe ser lo justo para sus necesidades, tratar de no excederse, teniendo en cuenta las personas que la habitaran, los hábitos de vida y convivencia que tienen y en especial espacios que permitan realizar las actividades o hobbies que más le gusten.

Terrazas de Casas Campestres
Terrazas de Casas Campestres

 

Un espacio esencial para una casa campestre que tenía que mencionar es la terraza. Cuando uno vive en el campo rodeado de naturaleza los ambientes en el exterior se convierten en el espacio ideal donde las reuniones con amigos o familiares toman lugar. Disfrutar de un asado en el día o unas copas en la noche son más especiales cuando no son en el interior de la casa. Ten en cuenta el clima y tu relación social, puesto que en un clima frio sin un lugar para una chimenea o fogata o un espacio pequeño donde no caben tus invitados, hacen que se pierden la magia del lugar.

 

En la definición del diseño, acabados y espacios deben participar todos los miembros de la familia, ya que el sueño es de todos y por ende, siempre deberán conciliar la mejor alternativa en cada característica de la casa. Todos estos factores son claves para que al final de la construcción, cuando le entreguen su casa, está sea tal como la visualizo.

 

Luego de tener claro lo anterior, acérquese a un arquitecto o constructor de confianza o bien referenciado, que preferiblemente ya haya diseñado o construido algo parecido a lo que usted desea, para que le ayude a plasmar y enlazar en el diseño, lo que usted eligió. El tamaño de la casa, la distribución de los espacios y selección de los acabados, son factores donde es mejor tener la ayuda de un experto.

 

El valor total de la casa, así como los valores por m2, está determinado por él área y la calidad de los acabados, de ahí la importancia de que el tamaño solo sea el que se ajuste a las necesidades. No debemos tener espacios muertos, que no nos generen alguna satisfacción y por lo tanto no serán usados. Y en cuanto a los acabados, visiten diferentes lugares y aprovechen esas ideas y tendencias que estudiaron para diseñar esos espacios que le van a dar calidez y diferenciación a la construcción. No necesariamente lo más costoso es la mejor opción.

Un ejemplo de un hermosa casa campestre perfecta para el Oriente Antioqueño.

 
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail